La Punteta · 11 de Juliol de 2022. 12:37h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Vota Cañadas

 

En los más de veinte años de existencia de e-notícies nunca hemos recomendado a un candidato.

Excepto una vez, ya hace muchos años en que apostamos por uno para la presidencia del Institut d’Estudis Catalans.

No recuerdo ni el nombre.

Perdió, claro.

Efectivamente, no me meto nunca en la vida interna de los partidos, los clubs de futbol, las entidades o las ONGs.

Ya son mayorcitos sus miembros para saber a quién votar.

Hasta hoy.

Si fuera socio del Cercle d’Economia votaría a Rosa Cañadas.

Parece que es la candidata alternativa frente al candidato oficial, Jaume Guardiola.

Aunque no sé si la clasificación habitual oficial/crítico es correcta en este caso.

Lo cierto es que es la primera vez que la entidad celebra elecciones en sus más de sesenta años de historia.

Fundada en pleno franquismo (1958), supongo que en esa época este detalle se pasaba de soslayo.

Tampoco sé si Rosa Cañadas es la candidata indepe frente al candidato constitucionalista.

La sociedad catalana ha quedado tan dividida por la mitad que ahora, en la mayoría de elecciones, hay uno de cada bando.

Sea el Barça, la Cambra, la Universida de Barcelona o Pimec.

Pero también me da igual.

Le he ído decir a Rosa Cañadas -más bien leer- dos verdades como un templo en los últimos días.

Una en El País el pasado martes: “Tenemos que buscar nuevas élites”.

Otra en el Ara este mismo domingo: “Tener instituciones catalanas fuertes es muy importante”.

Son definiciones exactas y precisas como un bisturí.

El proceso ha arrasado con toda una clase política. E incluso yo diría que económica y mediática.

Aunque he de reconocer que estoy a favor de las élites: alguien tiene que tirar del carro.

Lo contrario son los vacíos de poder. Tan funestos a lo largo de la historia.

Y si, en efecto, también se ha cargado el prestigio de las instituciones.

No ha quedado nada en pie: la Generalitat, la presidencia de la Generalitat, el Govern, el Parlament, la presidencia del Parlament.

Laura Borràs parece que todavía quiere hundir un poco más esta última.

Por eso, yo votaría Rosa Cañadas.

Prefiero no mirar quien la acompaña en la candidatura porque, a lo mejor tendría, un disgusto.

Pero el Cercle tiene que recuperar su papel como think tank, incluso la autoridad moral perdida.

Dar apoyo a los indultos en aquel acto en el Liceo -como La Vanguardia y Foment- a cambio de que Javier Faus saliera 18 segundos en TV3 dejó maltrecha la propia credibilidad de la institución.

Vale la pena recuperarla. Es de las pocas entidades que, a través de sus opinones periódicas, podía presumir de independencia en nuestra maltrecha sociedad civil.

Al fin y al cabo necesitamos dirigentes que nos digan la verdad.

 

1e4219b0-eabe-40bf-a994-92ad684ca1e7.jpg

 

Publicitat
Publicitat

1 Comentaris

Publicitat
#1 pepe, andorra, 12/07/2022 - 12:16

y una vez mas, le engañaran, q da igual, q son todos lo mismo y en la misma dirección, q no hay libertad, ni democracia ni nada, solo una dictablanda con apariencia de democracia. Y algún día, si quiere, le explico como se hacen los pucherazos en España.