Publicitat
La Punteta · 29 de Juliol de 2019. 19:41h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Yo no me fío de ERC

 

Rufián hizo autocrítica en el frustrado debate de investidura de Pedro Sánchez.

¡Eso se avisa, Gabriel!

"Comienzo -dijo el pasado miércoles- con algo dramáticamente atípico en política: haciendo autocrítica; autocrítica de un político".

Fíjense además en el detalle: se confesó "un político". Éste ha venido para quedarse.

En fin, la hizo pero suave. A medida que avanzaba el discurso le salió la vena Santako. Sus obsesiones de siempre.

La actitud del líder de ERC en Madrid encandiló, sin embago, a la prensa.

En La Vanguardia titulaban a cinco columnas al día siguiente:

screensnapz038.jpg

 

No quiero ser malpensado pero en su intervención había dejado por las nubes a una subdirectora del mismo diario: “como dice Isabel García Pagan en un magnífico artículo hoy”.

Pero si en vez de haber escrito Rufián hubieran puesto Roca y CiU en vez de Esquerra aquello habría parecido una crónica de los años 90.

Mientras que el domingo el columnista más importante de El Periódico, José Antonio Zarzalejos, decía que Rufián había tenido “episodios de hombre de Estado”.

No coincido con el optimismo de tan ilustres colegas.

Yo, ya me perdonarán, no me lo creo.

Rufián simplemente se está reposicionando. Como su partido. Él es la cara más visible.

Primero porque es más listo que el hambre. Y visto como ha acabado el proceso hay que buscar una salida.

Segundo porque el tiempo corre en contra de los presos.

No es lo mismo una sentencia en contra con un gobierno del PSOE que sin gobierno.

Además, puede pasar de todo si hay nuevas elecciones.

En principio Pedro Sánchez debería ganar, incluso subir pero nunca se sabe

Y menos en los tiempos que corren.

En fin, puedo perdonarle a Gabriel Rufián algunos numeritos como el de la impresora.

9162-screensnapz063.jpg

 

Pero el tuit de las 155 monedas de plata, no.

Yo creo que fue decisivo para que Puigdemont no convocara elecciones.

No es que el hombre esté mucho en sus cabales pero las redes sociales hervían y tenía ya a 2.000 estudiantes llámandole traidor en la Plaza Sant Jaume.

Había más: diputados dimitiendo como Jordi Cuminal o Albert Batalla.

Los de Demócratas sacando pecho: Toni Castellà y Titon Laïlla.

Pero el suyo fue la gota que colmó el vaso. Era un toque de ERC. Nadie le desautorizó.

Cuantos desperfectos nos habríamos ahorrado. Junqueras no estaría ahora ni en la cárcel.

¿Y cuando decía que “en 18 meses dejaré mi escaño”?

Fue en el 2015. ¡Han pasado cuatro años!

Aunque su colega Joan Tardà -al que de veras aprecio desde el punto de vista personal- ya decía al final del debate sobre el Estado de la Nación del 2013 que “nos vemos en la ONU el año próximo”.

¡En este caso han pasado seis!

No, ya no me fío de Esquerra.

Aquella famosa noche en Palau, Marta Rovira -“irascible y fanatizada” según el libro de Santi Vila- iba diciendo a Puigdemont que le llamarían botifler hasta en el último pueblo de Catalunya

Aunque yo prefiero la descripción más gráfica que hizo Salvador Sostres: “acusó, sollozando, de traidores cuando iban a decantarse por la solución legal y razonable de convocar elecciones autonómicas”.

¡La Marta llorando! "Fins al final", decía antes de darse el piro a Suiza.

Eso sí: Oriol Junqueras, a su lado, callado. Con Oriol no sabes nunca si va o viene. Lo digo por experiencia.

Lo dicho: No, no te puedes fiar de ERC.

Esquerra es un poco com el doctor Jekyll y mister Hyde. Un partido que alterna los momentos de euforia con los de depresión. En los de excitación arrastran con frecuencia Catalunya detrás suyo.

Todavía no saben que quieren ser de mayores. ¡Y eso que van para los 90 tacos!

Recuerdo a Roger Torrent diciendo, el día de su elección como president del Parlament, que había que “coser” la sociedad catalana.

Y meses después acusando a la jefa de la oposición de no tener sentimientos. Era como acusar al más de millón de catalanes que la habían votado.

Porque si no tiene sentimientos es que no es humana. No me hagan decir en que otras épocas de la historia se ha deshumanizado al rival político.

El pasado miércoles, en el debate sobre la Catalunya real, el portavoz en el Parlament, Sergi Sabrià, decía: “no nos rendiremos, porque, para nosotros, la república es la única manera de garantizar los derechos políticos colectivos e individuales de todos los ciudadanos de Catalunya".

"Si queremos la independencia es porque queremos vivir en democracia", añadía. Parece que el resto no son demócratas.

El sábado lo entrevistaban en Rac1 y decía que Esquerra era “la veu del seny

No se aclaran.

El problema es que no se puede hacer la independencia con sólo el 47% de los votos. Y lo sabían desde el principio. Todo viene de aquí.

Crearon, con la ayuda de TV3, una burbuja mediática. "El independentismo mágico". Ahí Rufián estuvo acertado.

Pero el mal ya está hecho. Y costará mucho arreglarlo.

En fin, Gabriel, muchos recuerdos a tu colega de escaño Joan Capdevila.

La última vez que hablé con él me acusó de ir “con los españoles”. Ahora los que hacéis llamamientos al diálogo sois vosotros. Yo las he hecho siempre.

 

Publicitat
Publicitat

17 Comentaris

Publicitat
#13 Very, Barcelona, 06/08/2019 - 21:58

Rufián no diseña estrategias solo ejecuta ordenes. Es simplemente un chico obediente y bien pagado (a cuenta del Estado)

#12 Very, Barcelona, 06/08/2019 - 21:55

La siniestra ERC

#11 recordad 6 y 7 septiembre, Barcelona, 31/07/2019 - 16:33

Obviamente el alzamiento secesionista no ha funcionado como esperaban, además hasta ellos son capaces de ver que les falta apoyo social, así que se evidencia un cambio de estrategia: disfrazarse de demócratas, mantener el control de la Generalitat y profundizar el adoctrinamiento hasta aumentar el porcentaje de creyentes y volver a atacar

#10 LuisAlb, ZGZ, 31/07/2019 - 12:23

Si Puigdemont hubiera convocado elecciones, las hubiera ganado de Calle Oriol Junqueras. Por lo que Rovira y Rufian y sus 155 monedas de Judas hicieron de zapadores contra ERC y provocaron la situación que hay hoy en día. Y como siemopre miedo, mucho miedo

#9 Capit@n España, El koiné solo o con leche?, 30/07/2019 - 22:03

ERC siempre me han parecido los herederos naturales del Imperio del 3%. Una gran parte son ex.seminaristas o me.apilas Carod, Colom, Junqueras. Han estado votando en el Parlament todos los recortes habidos y por haber. Reciclando a todos los transfugas: Maragall, Nuet, Alamany. Evidentemente no es para fiarse.