Publicitat
La Punteta · 30 de Juliol de 2018. 11:52h.

XAVIER RIUS

Director d'e-notícies

Zumbados al poder

 

Me lo he preguntado muchas veces: ¿Cómo puede ser que Catalunya haya llegado hasta aquí? Bueno porque somos una sociedad fallida. Con el proceso no funcionó ninguno de los mecanismos de control que existen en las sociedades avanzadas, cultas y democráticas.

Fallaron todos: la prensa, los periodistas, los intelectuales, los empresarios, la sociedad civil, las élites, la burguesía y  desde luego la clase política. Tanto la que manda como la que está en la oposición. El último ejemplo es la inauguración de la Casa de la República en Waterloo por todo lo alto. ¿Cuál ha sido la reacción?

La líder de Ciudadanos , Inés Arrimadas, estuvo en su línea. Dijo que Torra hacía de “secretario de un huido de la justicia”. La portavoz del PSC, Eva Granados, confesó que sentía "vergüenza" de verlo detrás de Puigdemont. Y Ramon Espadaler se quejó de que utilizaran el logo oficial de la Generalitat.

Torra les ha contestado que él se preocupa de cosas importantes como “los presos y exiliados” mientras Barcelona permanece paralizada por la huelga del taxi y Vueling vuelve a dejar pasajeros en tierra. A Espadaler, que ahora permanece agazapado en el grupo parlamentario socialista, la réplica le he permitido salir en el TN y ser cuatro columnas en El Periódico de este lunes. Algo es algo.

¿Pero lo importante es el logo?. Una persona que técnicamente está huida de la justicia española amenaza al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el PSOE no se ha atrevido ni a replicar. Al contrario una ministra decía que se habían puesto las bases del diálogo y mañana se reúne la Comisión Bilateral.

La oposición -especialmente en Catalunya- tiene miedo escénico, siempre va con pies de plomo, pensando en el qué dirán. En parte porque el relato del proceso está en manos del soberanismo, es decir, de TV3 y de Catalunya Ràdio. En parte por incapacidad propia. Yo me conformaría simplemente con que dijera la verdad ya que el Goven no lo hace. Está instalado en su mundo. La Generalitat fake.

Porque resulta que lo de Waterloo fue un espectáculo más propio de un campamento de verano o de una fiesta mayor que de un gobierno que se pretende en el exilio. En la ceremonia participó hasta un cantante de rap. Eso sí, con categoría de invitado estrella.

Al menos tuvo la gentileza de no ponerse a cantar. Hubo bastante con que improvisara unas palabras. Como si fuera el tercer presidente de la Generalitat. Porque en el balcón ya había dos. Estamos en manos de unos frikis.

Me ahorro otros detalles como que tengamos no sólo dos presidentes sino también dos gobiernos: uno en el interior y otro en exilio. Aquí no curra nadie. Que TV3 siga hablando de presos políticos a pesar de que lo ha negado hasta el tribunal de Schleswig-Holstein. O que defiendan una República Catalana que apenas duró ocho segundos. Salieron huyendo.

La política catalana ha enloquecido: tenemos un portavoz de JxCat, Eduard Pujol, que aseguró en su día que lo perseguía un hombre en patinete. El CDR caza el juez Llarena un un restaurante de Palafrugell y etiquetan al programa FAQS a ver si la cadena se hace eco. Lo que, por otra parte, da una imagen fidedigna de qué papel juegan los medios de comunicación públicos de la Generalitat. Puigdemont vay y lo retuitea.

Mientas que un digital soberanista atribuye la cena en cuestión a una cumbre del CNI. ¿Ustedes creen que los servicios secretos montarían una cumbre en un restaurante de pollos a l'ast?. Sí que están mal de fondos reservados. Pues Torra se lo cree y retuitea la noticia.

En Catalunya nos hemos vuelto todos locos pero unos más que otros. No sé si ha sido el pan con tomate, la butifarra con judías, el cambio climático, la filoxera -aunque es una plaga del siglo XIX y en principio sólo afectaba a las viñas- o como dijo un día Albert Boadella las pinturas de Antoni Tàpies colgadas en el Palau de la Generalitat. Pero esto no tiene remedio.

Publicitat

17 Comentaris

Publicitat
#16 por una España de todos, la escuela en español, 02/08/2018 - 14:32

pues eso. Libertad, amnistia y estatuto de autonomia....Para Barcelona....

#15 LMadrid, Madrid, 01/08/2018 - 10:22

Serán los cuadros de Tapies que tienen efectos alucinógenos.

#13 Lobisome, BCN, 31/07/2018 - 14:29

Creo que se reflexiona muy poco sobre por qué Cataluña no tiene Estado. Barcelona no es capital de ningún estado porque, simplemente, los líderes independentistas lo han hecho mal durante siglos, se han estado EQUIVOCANDO. Es lo que siguen haciendo, EQUIVOCARSE. Y sus errores los sufrimos los catalanes que no queremos la independecia.

#12 El moro chino multicultural, Tombuktú, 31/07/2018 - 13:41

Cataluña. Sociedad Fallida desde 1980.

#11 botifler1914, Sinitaca, 31/07/2018 - 13:12

Sin duda la ratafia tiene efectos secundarios.